MARADONA

El año que Maradona se fue de esta vida

Por Maria Cañizal

Absolutamente nada que no se haya dicho me atrevo a decir sobre este ser Argentino tan especial para cada persona

Sólo que sus características, su origen, su devenir, su vida, sus proezas y sus grandes errores lo catapultan sí o sí a otra esfera, más elevada, superior, despertando inmenso amor y devoción o profundo odio y desprecio 

Sólo por eso, o más bien por todo eso se convierte en una figura enorme, grandilocuente, masiva, mundialmente incluso, con impacto social, con llegada y esa virtud de traspasar fronteras y lograr un reconocimiento indiscutidamente global 

Diego Armando Maradona es un PERSONAJE 

Un personaje real que fue hasta mítico en pasajes de su vida y a partir de ahora lo será más aún. 

Siempre las muertes enaltecen, destacan, olvidan y hasta perdonan a veces, las más terribles equivocaciones 

Es raro el fenómeno, pero si repasamos la historia casi siempre sucede igual con esas personas que han hecho por bien o por mal trascender sus acciones y darlas a conocer. En vida puede sepultarse a un personaje que después de muerto se lo resucita y con honores  

Como una suerte de ‘beatificación’ popular

Traigo todo este fenómeno que para Argentina es de un impacto muy poderoso, que hasta transgredió a la Pandemia del año, para destacar que hablamos de un personaje con muchísimo potencial y de un Personaje Argentino hasta la médula 

Un Provocador de emociones fue, es y será MARADONA

Que tuvo mil vidas en una 

Un elegido, un poeta involuntario, un comunista de corazón, un representante de millones de almas capaces de olvidar rivalidades gracias a su magia 

Un personaje digno de llevar a cientos de manuales de arte, de contenido de todos los colores, que tiene un recorrido desde Fiorito hasta Dubai, un personaje que supera en habilidades y en llegada a cualquier superhéroe de los que estamos a acostumbrados a comprar y a vender. Un personaje con un potencial increíble, con una identidad propia, otra vez simpático para algunos o vergonzoso para otros, pero esa rivalidad que ha ocurrido con todos los héroes y superhéroes es la que ha hecho mover al mundo, nos ubiquemos en el bando que mejor nos parezca a cada uno.

La poesía de las decenas de canciones inspiradas en este célebre personaje expiden una especie de redención bella y eterna : 

Curiosa debilidad, si Jesús tropezó, por qué él no habría de hacerlo. La fama le presentó una blanca mujer de misterioso sabor y prohibido placer…”.

“Le loto, le Calcio, Detrousseurs du Popolo, La coupe du Monde est terminee, Maradona netait plus la, Pour proteger les Italiens"

“Tiene un guante blanco calzado en el pie, del lado del corazón”.

“No sé qué droga te arenga más que yo, pero esta lluvia no pasó...Estoy llorando aquí por vos”

Ese Personaje es Contemporáneo, es abarcartivo de todas las franjas etáreas, la gente lo llama D10S, lo vimos, lo lloramos, lo disfrutamos, lo homenajeamos, lo puteamos, lo admiramos, lo sentimos, lo alentamos y lo mandamos a cagar, todo eso en estas 6 décadas pasadas, y hoy quedó allá, arriba, casi santo, ídolo de multitudes, ese personaje es Argentino y nuestra industria aún no lo capitaliza como tal

Me da la sensación que entramos en un típico espiral argento, que nos hace desvalorizar estas figuras, que nos quedamos patinando en el gusto propio, más que en ninguna otra opción porque estamos implicados, de alguna manera, porque conocemos su ‘backstage’, y quizás eso hace dudar, pero absolutamente todos los personajes lo tienen y los pasamos por alto 

Sueño con este desarrollo. A la altura del personaje que es. Creo que si estuviese encargada de la creación de su perfil de Marketing no podría creer todos los casilleros que cubre EL DIEGO 

Imagino incluso la variedad y amplitud a la que se podría llegar abonando a sus cualidades, estilos, frases.

La gigantesca cobertura de categorías de productos y servicios que podrían aplicar 

La capacidad de EXPORTACIÓN de esta propiedad sin necesidad de explicar nada de nada 

Donde realmente se compruebe que las imágenes valen más que mil palabras 

Arte que plasmado en objetos puedan recordar para siempre el talento indiscutido de Maradó Maradó

“Quisiera ver al Diego para siempre, gambeteando por toda la eternidad”.